Andarríos Grande


Tringa ochropus 23 cm.

Este andarríos normalmente aparece como un ave oscura que se levanta de la orilla del agua con un agudo chillido, con una visible rabadilla blanca que le asemeja a un gran Avión Común.

Comparado con la mayoría de los otros limícolos, el Andarríos Grande no es un ave sociable. Normalmente recorre solitario las márgenes de los ríos; se une en bandos sólo en migración e incluso entonces éstos no son muy grandes.

En el cortejo nupcial se ha visto a estas aves topándose unas a otras en tierra, con agitaciones de alas; pero en España no se ven sus manifestaciones de celo, pues no crían aquí.

Estos andarríos aparecen en nuestra Península sobre todo en primavera y otoño, como aves de paso, en marismas y cerca de ríos y lagunas, así como también incluso en pequeños charcos, pero raramente en las costas, aunque a veces visitan aguas salobres. En general, están más apegados a los ríos que la mayoría de los restantes limícolos. Hay una cantidad moderada de invernantes, especialmente en algunas regiones.

Identificación: Grisáceo-castaño oscuro por encima, blanco debajo; pecho ligeramente moteado; obispillo blanco y supracobertoras caudales con barras negras en la punta de la cola; negro bajo las alas; sexos iguales.

Nidificación: Areas de cría en Europa septentrional y Asia, en árboles viejos cerca del agua; pone a menudo en nidos viejos de otras aves; puesta, mediados abril-junio, más tarde en el norte, normalmente 4 huevos ocráceos con castaño oscuro y marcas claras; incubación, alrededor de 21 días, principalmente por la hembra; los pollos, alimentados por ambos padres, permanecen poco tiempo en el nido.

Alimentación: Principalmente insectos, pequeños gusanos y moluscos; alguna materia vegeta.

Hábitats: Aguas continentales.