Chorlito Dorado Europeo


Pluvialis apricaria 28 cm.

En otoño y en invierno se reúnen en bandos, descendiendo a los campos cultivados y estuarios donde se alimentan de insectos, gusanos y pequeños moluscos, así como de hierba y semillas que forman la porción vegetal de su dieta. A menudo se unen a las Avefrías en bandos de alimentación, pero cuando se les espanta, el bando mixto se separa en el aire en dos grupos distintos, uno de cada especie.

Aunque no anida en España, es ave bastante frecuente en invierno y durante ambos pasos. En esta última época se distribuyen un poco por todo el país, pero sobre todo suelen concentrarse en las regiones occidentales. Frecuentan sembrados de cereal y pastizales, en los que su plumaje apagado, curioso contrapunto de la llamativa librea nupcial, se difumina tan perfectamente entre las ralas hierbas que son difíciles de descubrir. Vuelan velozmente en bajos círculos, no tardando mucho en volverse a posar relativamente cerca del lugar en que estaban. En estas zonas es pieza favorita de muchos cazadores, aunque resulta difícil de abatir. Durante la incubación el adulto monta guardia desde un mogote cercano.

Identificación: Cara y partes inferiores negras, con partes superiores oscuras densamente salpicadas de dorado en verano; en invierno desaparece el negro y las partes inferiores son blancas con moteado dorado; sexos iguales.

Nidificación: Ambos sexos hacen hoyos escogiendo luego la hembra uno, que forra con ramitas, liquen y hierba; pone, de abril a junio, generalmente 4 huevos color crema con tinte verdoso o ante, punteados y manchados con pardo oscuro; incubación, alrededor de 30 días, por ambos padres; los pollos, atendidos por la pareja, dejan el nido uno o dos días después de nacer, volando sobre los 30 días.

Alimentación: En su mayor parte insectos y sus larvas; caracoles, gusanos y pequeños moluscos; también arañas, algas y musgo.

Hábitats: Matorrales y campos baldíos.