Visita a Managua. "Padul con Managua" 2
Fecha 29 de Julio 2009 (10:24:15)
Tema Ayuntamiento Padul


Segunda entrega de la visita a Managua: los miembros de Padul con Managua, nos han remitido nuevas fotografías y textos que muestran la realidad de la ciudad.

El comedor del colegio "El Padul", las precarias condiciones de las viviendas en Managua y una bella historia de como un joven ha aprovechado las oportunidades que brinda el colegio. Además, un corte de audio de Rosa María, una de las directoras del Colegio que relata el funcionamiento del consultorio médico.
Pulsa aquí para ver nuevas fotos de la visita.


LA COMIDA


Hoy queremos referirnos a la comida que reciben los alumnos del colegio El Padul. La dieta fundamental de este país gira en torno a dos alimentos, el arroz y los frijoles (una alubia de color granate).

El colegio no es una excepción y a diario se sirven estos alimentos. Para buscarle algo de variedad, se cocinan de manera distinta cada día, teniendo incluso una variedad peculiar que le llaman Arroz al Padul. Otro producto que se suele servir es la carne de Soya y esta se sirve bien en albóndigas bien en tortas.

Por la mañana temprano cuando llegan sobre las 7 de la mañana los niños se les sirve un refresco de avena.

Para la gran mayoría de los niños lo que comen en el cole es lo único es su única ingesta diaria. De hecho esta es una de las motivaciones para asistir a las clases, el hecho de poder recibir alimento.

La economía de subsistencia en la que vive esta sociedad no llega ni a cubrir la necesidad diaria de comer. Por ello es fundamental seguir ayudando y colaborando con estos niños para que puedan vivir y labrarse un futuro más digno que les de la posibilidad de vivir mejor.


UNA HISTORIA REAL


Hoy hemos tenido la oportunidad de conocer mejor la historia de Ariel Baltodano, un joven que ha logrado aprovechar las oportunidades que le ha brindado el colegio El Padul de Managua.

Este ha sido un joven afortunado porque su familia le ha proporcionado un ambiente de estabilidad emocional. Aunque resulte duro reconocerlo, no es lo que ocurre en la mayor parte de las ocasiones, donde lo usual es que los niños vivan inmersos en familias desestructuradas, con padres irresponsables y al cuidado de abuelas, e incluso de otros familiares que no les facilitan todas las atenciones que necesitan.

Como decíamos, el joven Ariel Baltodano, gracias a su esfuerzo ha logrado llegar a la Universidad para cursar estudios de ingeniería de sistemas, una carrera relacionada con la informática. Sus buenas calificaciones son consecuencia de una gran madurez y de la responsabilidad de cumplir con el compromiso de no fallarse a sí mismo, a su familia, ni al conjunto de personas que le han ayudado, comenzando por Virtudes García, su “tía” paduleña. Como consecuencia de estas buenas calificaciones, recibe una beca de parte del colegio El Padul, que le cubre la matrícula en la Universidad, el transporte y la comida.

El mismo Ariel Baltodano refleja en sus palabras un profundo agradecimiento, porque el Colegio El Padul le ha proporcionado una educación de calidad, así como una formación como persona. Hace especial hincapié en la formación moral, porque ha sido lo que ha conseguido que desarrolle una fuerte personalidad que le ha hecho contrarrestar el ambiente de la ley de las pandillas que cada vez mas viene imperando en su barrio de chabolas.

Pero además tiene más motivos de agradecimiento, puesto que hace cuatro años, su familia fue una de las beneficiadas por la construcción de casas promovidas por la asociación “Padul con Managua”. Conviene recordar que estas casas fueron financiadas por aportaciones de dos particulares, de la colecta de un telemaratón en Paravisa y por el Ayuntamiento de El Padul, con cargo a la partida del 0,7% del presupuesto municipal que habitualmente se venía dedicando a la cooperación al desarrollo de países con más necesidades que España. La vivienda anterior de Ariel Baltodano era una construcción hecha con tablas, donde toda la familia dormía en una sola cama y con unas condiciones sanitarias infames al no tener una correcta evacuación de las aguas residuales.

Por tanto, Ariel Baltodano es todo un vivo ejemplo del éxito que en muchas ocasiones está teniendo el esfuerzo realizado por todas las personas que hacen posible la existencia del Colegio El Padul de Managua.


VIVIENDAS

 

Hoy relatamos la impresión tras la visita de la casa de la familia Cruz. Se trata de una vivienda cercana al colegio El Padul. Está situada dentro de una parcela donde se hayan varias construcciones similares que alojan a una serie de familias en muy precarias condiciones. En la entrada hay un patio común de tierra donde hay un lugar para hacer comida al aire libre y una pila de lavar compartida por todas las familias. Allí mismo tienen unas cuerdas instaladas para tender la ropa.

Concretamente, la vivienda de la familia Cruz es una pequeña construcción que cuenta con dos habitaciones. La primera habitación tras cruzar la puerta es el dormitorio, donde duermen seis personas. La otra es una habitación que sirve de trastero. Generalmente cocinan en la calle y algunas veces en un pequeño infiernillo situado en una esquina del dormitorio. En esta vivienda comparten el dormitorio tres hermanos, su abuela, así como la mujer y el bebé de uno de ellos. A pesar de estas deficientes condiciones para hacer una vida normal, al menos todos duermen en una cama aislada porque recibieron una litera de parte de la asociación “Padul con Managua”. De no haber sido así, alguno tendría que dormir en el suelo o haber compartido una cama estrecha.

Conviene destacar que esta construcción es ligeramente más grande que la vivienda en la que residían antes, que es prácticamente una choza junto a las pilas de lavar comunes. En esa choza dormía una hermana de esta familia, Cristina, hasta que hace tres días la ingresaron en el hospital por problemas de salud. Ya hemos hablado de ella con anterioridad. Se trata de la chica que comentábamos que tenía SIDA.

Todas las viviendas que comparten el patio y la pila de lavar tienen unas características semejantes y, desgraciadamente, este sistema “urbanístico” anárquico y sin servicios adecuados se repite con demasiada frecuencia por toda Managua.


CONSULTORIO MÉDICO


Pincha sobre este enlace y escucha en la voz  de Rosa María (una de las Directoras del Colegio El Padul) el funcionamiento del consultorio médico ubicado en el centro.

 







Este artículo proviene de Ayuntamiento de Padul
http://www.elpadul.es

La dirección de esta noticia es:
http://www.elpadul.es/modules.php?name=News&file=article&sid=1211