Fallece José Villena. Maestro y cronista oficial de la villa de Padul
Fecha 23 de Noviembre 2009 (12:27:32)
Tema Ayuntamiento Padul


Ayer, 22 de noviembre,nuestro pueblo perdió a uno de sus vecinos más queridos: José Villena Molina, maestro y cronista de la Villa de Padul durante 45 años.

D. José, a sus 76 años, ejercía además como corresponsal del diario Ideal en nuestro pueblo, labor que ha desempeñado hasta los últimos días,..


El Ayuntamiento, en nombre del pueblo, se une al dolor de sus familiares y amigos.


Obituario publicado hoy, 23 de noviembre de 2009 en el periódico Ideal. Por Rafael Vílchez

JOSÉ VILLENA / MAESTRO Y CRONISTA

El corresponsal más veterano de IDEAL


El pueblo de El Padul ha perdido a uno de sus seres más queridos: el maestro de escuela, el escritor, el cronista y el más veterano de los corresponsales de Idea, José Villena. Su muerte supone una gran pérdida para el periodismo y la comarca del Valle de Lecrín.
Ayer, el corazón de José Villena dejó definitivamente de latir. Una muerte que de seguro ha sido muy sentida por todos los que tuvieron la dicha de conocerlo, comprenderlo y quererlo.
Quienes convivieron con José Villena saben que era un hombre religioso, listo y simpático. Con su triste pérdida, El Padul se queda sin su mejor y más veterano comunicador y promocionador.
José Villena, que también colaboraba con el periódico El Valle de Lecrín, ecribía con gran maestría y destreza de multitud de asuntos: sobre fiestas, tradiciones, anécdotas curiosas, recuerdos, protestas vecinales, personajes singulares, política...
A Jośe Villena le encantaba conversar con sus amigos cerca de la antigua estación del tranvía. Sabía de todo. Era un hombre cabal. Residió durante muchos años en la antiquísima Casa Grande. Era un pozo de sabiduría.
Muchos de sus familiares son profesores, escritores e historiadores de gran relevancia. Y él, durante casi medio siglo ha sido colaborador de IDEAL. Y se sentía muy orgullosos de ello. "Vílchez, hasta que Dios quiera seguiré mandando crónicas a Ideal. Me encanta esta labor", me decía cuando yo lo veía en su querido pueblo. A José Villena le encantaba su terruño. Adoraba los pasos de Semana Santa que salen en Viernes Santo, las fiestas en honor de San Sebastián, tradición que él sostenía que se remontaba a los tiempos de D. Juan de Austria.

Gastrónomo y familiar

También a Villena le gustaba hablar mucho de las reales ferias de ganados de El Padul y la gastronomía: puchero de hinojos, remojón de naranja, migas con sardinas, arroces, habas con jamón, guisados... Sabía mucho también de la Fuente de los Cinco Caños, de las fábricas de esparto, de la laguna con su misterioso Ojo Oscuro, de El Manar en las estribaciones de Sierra Nevada, de El Puntal, de los cultivos, de la artesanía...
De entrega generosa, José Villena adoraba a su familia. Su enorme corazón se remontaba ligero sobre todo conato de mundanalidad. Adolescente aún, gastaba su mejor tiempo en aprender. De agradable carga de espiritualidad, José Villena era exquisito en sus detalles y gozaba de un gran sentido del humor.
Ayer domingo, cuando los pájaros del parque, su querido parque, trinaban, el alma de José Villena escalaba las cumbres del cielo. Amigo, maestro y compañero, José Villena, conocí muchas cosas buenas a tu lado. Has dejado en este mundo a muchos amigos y compañeros.
Todos te echamos de menos.








Este artículo proviene de Ayuntamiento de Padul
http://www.elpadul.es

La dirección de esta noticia es:
http://www.elpadul.es/modules.php?name=News&file=article&sid=1297