Domingo 13 de abril, Ruta de senderismo por tierras de Gerald Brenan y Abé
Fecha 7 de Abril 2008 (8:46:43)
Tema Deportes


El próximo domingo 13 de abril, impresionantes paisajes en la Ruta de Senderismo "Por tierras de Gerald Brenan y Abén Humeya". Inscríbete ya.

La segunda ruta del programa de primavera discurrirá entre Yegen, Mecina Bombarón y Bérchules. La salida tendrá lugar a las 8 de la mañana...
Pulsa aquí para ver fotos de los parajes que conforman esta ruta.


Frente a mí se extendía un ancho panorama de montañas, valles, aldeas y, a lo lejos, el mar, como un fotograma de las maravillas del mundo en un libro infantil de geografía”. (Gerald Brenan).

 
Al Sur de Granada es una de las más reconocidas obras del escritor inglés y quizás el último viajero romántico en Andalucía, Gerald Brenan. Trata de la geografía y la forma de vida de la aldea que lo acogió y sus alrededores: Yegen. Con el espíritu de este autor y su obra, y con el incomparable marco de uno de los pueblos que mejor resumen toda la comarca, vamos a visitar activamente esta zona alpujarreña. En él viviremos un día pleno de senderismo de auténtica conexión con el paisaje, las gentes y los caminos de la Alpujarra siguiendo el camino del GR-7, tramo alpujarreño del sendero español de mayor recorrido(2.500 km) .



Tramo Alpujarreño del GR-7
POR TIERRAS DE GERARLD BRENAN Y ABÉN HUMEYA.

YEGEN - MECINA BOMBARÓN-BERCHULES
DOMINGO, 13 de ABRIL de 2.008.
HORA DE SALIDA: 8´00 h. desde el Ayuntamiento. Regreso: 5 tarde.

DURACION: 4,5 HORAS.

INSCRIPCIÓN: Ayuntamiento de Padul. Departamento de Recaudación. (Por orden riguroso de registro en listado)

PLAZAS LIMITADAS A 50 PERSONAS.

PRECIO: 5 € POR PERSONA. 15 € BONO TRIMESTRAL.

El precio incluye:

Guía del sendero
Seguro de responsabilidad civil
Viaje de IDA y VUELTA.
RECOMENDACIONES:



Es obligatorio llevar calzado deportivo apropiado y atuendo cómodo para la marcha. Se recomienda llevar agua suficiente y comida para el almuerzo, bolsa para los residuos de comida, cubrirse con gorra o sombrero, crema solar, cámaras de fotos...
DISTANCIA: 14 KM.

DURACION: 4,30 – 5 HORAS.
DESCRIPCION DEL RECORRIDO

 
Yegen es conocido internacionalmente gracias al escritor inglés Gerald Brenan.

El hispanista se afincó en este pueblo tras recorrer parte de la Alpujarra, e hizo un estudio antropológico y cultural excelente, recogido en su recomendable libro "Al sur de Granada".
Desde el barrio de arriba bajaremos, pasando, debajo de la fuente de los tres caños, por la casa donde vivió Gerald Brenan " por espacio de siete años", como nos indica la placa colocada en su fachada.
     En el barrio más bajo del pueblo cruzaremos por la plaza del ayuntamiento donde se sitúa su Iglesia para llegar a la plaza de la Ermita con su fuente hexagonal en medio. De ella sale un camino entre huertas y olivos que nos llevará al cementerio del pueblo, y desde aquí una pista de tierra nos conducirá a la cortijada de Montenegro.
     Dejamos por la pista los desvíos que nos encontramos a la izquierda.A continuación cruzaremos el barranco de los Quiebros. Se reconoce porque bajo una higuera tiene unos pequeños bancos de obra. Si nos adentramos un poco en él, beberemos de un hermoso nacimiento: nos encontramos en el Salto del Gitano. La pista pasa por restos de una yesera y nos introduce en Montenegro, una cortijada rodeada de olivos.
     El caserío de Montenegro lo componen una Ermita moderna, un cortijo grande sobre un cerro y varios cortijos diseminados, de los que se encuentran habitados dos de ellos.

     Junto a la acequia, una flecha de indicación nos avisa que tenemos que dejar la pista que traemos y tomar una vereda que sale a la derecha. En este lugar ya se divisan las casas de la población a la que nos dirigimos: Golco. La acequia que en un principio acompaña la vereda nace de la fuente de Montenegro que es un hermoso chorro de agua que emana entre las rocas (aquí nos encontramos terreno calizo). Debajo una alberca almacena sus aguas.

     Al salirnos de todo este arbolado que alimenta la fuente, pasamos por los pies del cortijo Miguel, corral con la base de piedra y encima construido de ladrillo y bloques. Tomamos la vereda de abajo que es la que va por el camino del Fresnillo y nos lleva a la vertiente del río Mecina. La loma de enfrente se encuentra cubierta de vegetación y poblada con dos núcleos: El Golco y Mecina Bombarón.

     Al llegar al río nos acercamos a la parte alta de la chopera porque allí junto a unas mimbres suele estar el puente. Tras cruzarlo descendemos unos metros para subir enfrente sobre una vereda empedrada al principio, en la que se muestra lo que era esta calzada.

     Enseguida salimos a una pista que la dejamos para seguir a la derecha por un camino tradicional: La vereda, que sale junto a unas pitas, pasa por la era de Golco Baja y tras subir por la Cuesta de Golco desemboca en la pista, esta de color grisáceo – azulado al atravesar por una zona de launa.

     Antes de llegar a Golco una fuente a cada lado del camino nos aliviará el haber subido desde el río en un Km., 150 mts de desnivel. La fuente baja que está escondida al otro lado del camino, está más sabrosa que la otra hermana que está enfrente a la izquierda.La plaza de Golco está sombreada por una hermosa catalpa y regida por una de las más antiguas Iglesias de la zona.

     El camino que nos une a Mecina Bombarón lo tomamos unos metros antes de esta plaza por un carril cementado. Este lo dejamos a la derecha en su primera curva y seguimos por una vereda repleta de vegetación y refrescada por una acequia hasta adentrarnos en el pueblo de Mecina. Famoso por sus cultivos de habichuelas y sus exquisitas manzanas de invierno.

     Mecina Bombarón fue la patria de Abén Aboo quien durante año y medio reinó en la Alpujarra después de asesinar a su primo Abén Humeya. En el pueblo se encuentra una de sus casas. También era de su propiedad parte de la cortijada de Montenegro por la que pasamos la anteriormente. Defendió una Alpujarra musulmana y sufrió la época final de la sublevación, la más sangrienta.

     Mecina es un mosaico de barrios, huertas y arbolado. Se conservan siete de sus ocho antiguos barrios, algunos de origen bereber.Para tomar el sendero recorremos el pueblo, subiendo por sus empinadas calles hasta llegar a la plaza Vieja donde bebemos de una fuente antes de coger la pista que entre corrales y hermosos castaños sube a la sierra.

     El GR-7 deja la pista por un desvío para más arriba volver a ella y adentrarnos en un pequeño barranco repleto de hermosa vegetación. Este lo tomamos a la izquierda por la vereda que va junto a la acequia de la Balsa del Castillo, empedrada en parte a la antigua usanza. Por ella cruzamos un barranco de impresionantes castaños. La acequia también riega una alameda y los alrededores del cortijo de Juan Fernández. Pasado este cortijo y abandonando la acequia, subiremos un fuerte desnivel y volveremos a encontrar la pista, a la altura de una alberca acompañada de un sauce llorón.

     La pista tras dejar una derivación que baja a la izquierda y subir una fuerte pendiente, atraviesa un pinar. Al salir de él nos sorprende ver encima una plantación de viñas. Al estar a 1.500 m de altura podríamos decir que es la viña más alta de Europa. Este paisaje tan abierto nos permite, como suele pasar cuando estamos a estas altitudes en la Alpujarra, divisar el mar, desde este punto por la cuenca del río Grande de Adra, entreviéndose por el valle que se abre camino entre la Sierra de Gádor y la de la Contraviesa.

     Este punto también es importante porque estamos en un cambio de cuencas hidrográficas. Dejamos el ramal principal de la pista para tomar el desvío de la izquierda y dirigirnos así en dirección al nacimiento del río Guadalfeo, al cortijo de Cortes.

     Al llegar junto a unos chaparros a la divisoria del valle nos impresiona su paisaje. De principio nos recreamos con la visión blanca del pueblo de Bérchules enfrente, algo por debajo nuestra, rodeado al igual que el pueblo vecino de Alcútar de verdes huertas y frutales. Divisamos desde arriba la fuerte pendiente que ofrece esta cara este de Sierra Nevada, este valle desconocido cultivado en paratas escalonadas regadas por sus acequias y cuajados sus arroyos de vegetación.

     La pista termina en el Cortijo de Cortes, hasta hace poco centro de Tai Chí del que Dani y Goyo fueron sus creadores. Si siguiéramos subiendo llegaríamos sobre el río Grande de Bérchules a la cueva donde el 14 de marzo de 1.571 asesinaron a Abén Aboo sus propios seguidores, (ya que los cristianos ofrecieron el perdón y la libertad del musulmán que lo entregara.)

     Pero nosotros bajamos, antes de llegar al cortijo de Cortes por una vereda. Va primero pegada a su izquierda a un muro de piedra de mediana altura y desemboca en una era sobre unos tajos con también hermosas vistas sobre los dos pueblos. Desde aquí a la derecha, una vereda empedrada nos bajará al río, que lo cruzamos junto al molino de la Carihuela. Si nos abriéramos camino por el curso del río 800 metros más abajo nos encontraríamos con la famosa fuente de agua agria de Los Bérchules y ya desde aquí se tiene acceso por carretera asfaltada hasta el pueblo. Pero el sendero sube directamente cruzando algunos riachuelos y masas de vegetación hasta llegar a Los Bérchules.

     Vamos a poder recorrer las calles de Bérchules siguiendo el trayecto del sendero. Pasamos por la plaza del Ayuntamiento viejo, si es primavera oleremos el aroma fino del hermoso cinamomo que envuelve la plaza situado frente a la Posada, y divisamos desde su balcón la otra vertiente del barranco: por su cara oeste se puede descifrar la ruta que nos ha traído hasta aquí. Pasamos por la plaza de la Iglesia toda entera blanqueada y construida en 1.530 sobre cimientos de una antigua mezquita, como muchas iglesias mudéjares. Seguimos y pasamos por la fuente de las Carmelas que como la fuente de San Antonio de Pampaneira, el que bebe de su agua con intención de casarse al poco tiempo novia tendrá. El nombre de las Carmelas se le debe a un cura que tuvo el pueblo que era fraile carmelita antes de beber agua y casarse.

     Mientras nos inunda una sensación de tranquilidad y serenidad de haber disfrutado de estos bellos lugares donde vivieron Gerald Brenan y Abén Humeya, aquí podremos reparar nuestro cansancio antes de volver en autobús a Padul.











Este artículo proviene de Ayuntamiento de Padul
http://www.elpadul.es

La dirección de esta noticia es:
http://www.elpadul.es/modules.php?name=News&file=article&sid=783