El Retablo con los dos copatrones del pueblo: “San Sebastián y la Virgen de las Angustias”.

Aprovecho esta. foto con un plano más cercano para hablar de la estatua de nuestro Santo. Como he referido en una foto anterior, la primitiva imagen era una pequeña regalada por D. Juan de Austria, con la particularidad (como en la que vemos) de que el brazo que alza es el izquierdo cuando es el derecho en la mayoría de las imágenes de otras localidades.

Es una talla de madera, costeada con dinero recogido entre los vecinos, esculpida allá. por el año 1.779.

Se encuentra metida en un primer piso del Retablo levantado en el último tercio del s. XVIII, en estilo barroco tardío.

Y, en el piso superior, la Virgen de las Angustias con su hijo casi nacarino en brazos. Es la única imagen que procesiona el Viernes Santo desde fuera del templo parroquial. Es obra de autor desconocido que ya, en el s. XIX, y en septiembre, paseaba las calles de nuestro pueblo. En 1.915 se incorporó a la gran procesión del Entierro de Cristo. El trono en que lo hace se confeccionó con posterioridad; en 1.954, en el taller Enrique Navas Parejo (hermano del, gran imaginero José). Sus penitentes visten túnica de color grana, capirote y capa azules.

Un gran cofrade, José García Villena, le ha compuesto el himno “Bajo tu manto” que ya todo el pueblo canta.

Volviendo a la foto observamos dos efigies de santos, San Elías y San Nicolás, de los que hablaremos a continuación.