El Convento por dentro

Estamos viendo una remodelación que hizo el primer gobierno democrático paduleño, allá por los años 70, adaptando las instalaciones para acoger a los niños de preescolar de nuestro pueblo.

La parte del convento, adosado a la Ermita por la izquierda, fue derribada por encontrarse en ruinas. Se conservó el aulario con sus pasillos de columnas, y ahí han recibido, en sus seis clases, la educación primera los alumnos de 4 y 5 años durante muchos años.

Ahora ha quedado para uso de la Parroquia, con el fin de impartir catequesis y otras reuniones.

Este patio que vemos era parte de los marjales cedidos por e1 Ayuntamiento para sostenimiento del culto de la Ermita, y alimentación del ermitaño. Más tarde, recito de oración de las monjas y patio de recreo para sus alumnas.