SUR DE LA TORRE..., EL RELOJ Y LAS CAMPANAS.

En la luminosa cara sur de la torre, hermosea el reloj que con sus toques ha marcado el devenir del Padul durante más de un siglo. Sus campanadas se oyen a kilómetros de distancia. Era la sirena de antaño que anunciaban las pausas o "humás", inicios y términos de las tareas.

Sobre su esfera se encuentran las campanas propias y debajo las del culto. Dos de ellas se fundieron hacia 1.880 ( pesan 52 y 9 arrobas); otra, "María del Rosario", fue donada por el Sr. Conde a principios del siglo XX. Ellas nos anuncian los actos litúrgicos y rezos; sabiendo sus toques nos enteramos si es hombre o mujer quien ha fallecido, repican con alegría o a "goni" según las ocasiones.

A continuación va una romancillo popular inventado a propósito de las campanas y el campo:

JOSÉ "HACHERO" PUSO EL RELOJ;
PLACIDO, EL MATAERO.
¡ VALGAME JOAQUIN Y ANA!
¡ QUÉ BIEN SUENA LA CAMPANA,
QUÉ BIEN ANDA EL "BANDOLERO" (un mulo),
QUÉ BIEN MARCHA EL MINUTERO!

Para curiosidad los que, al ver la foto, se hayan preguntado por el significado del trozo de bandera blanca que ondea en la parte izquierda de la torre. Cuando un hijo del pueblo es ordenado sacerdote, en su primera misa de la parroquia se alegran las gentes y la torre con ese símbolo.