SAN JOSÉ EN LA NAVE LATERAL SUR.

Aprovechando que tenemos a San José preparado para salir con su esposa la Virgen María en la procesión de la Candelaria (llamada así por las velas o "candelas" que se les da a los niños), contamos esta tradición paduleña.

Según los archivos de la parroquia, ya se celebraba esta festividad en 1.678, y en otro apunte habla de "Befa (así), Pichones, Cinta." que se usaban en 1.783.

Todos los niños nacidos en El Padul desde el 2 de febrero del año anterior son invitados a pasear por el recorrido acompañando a los padres del Niño Jesús que van a presentarlo en el Templo. La Virgen del Carmen lleva a su hijo en brazos y su esposo, unos pichones como ofrenda de pobres.

Tras un paseo por el pueblo, a la vuelta y dentro de la iglesia se escenifica una ceremonia preciosa: Los costaleros que portan las andas hacen unas genuflexiones llegando hasta el presbiterio. San José entrega las palomas que se ponen junto al altar, la Virgen hace lo mismo con Jesús, que reposa en la mesa durante la misa.. Como en cualquier bautizo, este niños tiene padrinos. Se lo entregan a la madrina y lo mantiene en brazos mientras los fieles se acercan a besarlo. Después, en su casa, se invitan con un pequeño refrigerio.

Episodio de la vida de Cristo hecho plástica religiosa en El Padul. Son las historias de nuestra historia.